Una vez recobrada la normalidad, ya que los únicos restos que han quedado del evento de ayer en el lugar han sido las cacas de la protagonista, podemos hacer un pequeño resumen.

En primer lugar dar las gracias a todos los colaboradores, a las personas que han ayudado a vender las participaciones, y a las que han aportado su granito de arena para que la celebración de ayer resultara un éxito.

La novedad más significativa de esta edición ha sido el cambio de fecha, realizándose un mes antes con la intención de evitar posibles inclemencias meteorológicas, decisión que ha resultado todo un acierto. La segunda novedad, que no se pudo llevar a cabo, fue la inclusión de un jamón para el ganador que recogiera el premio de los 3.500 € antes de que concluyera la celebración.

Con todas las participaciones vendidas –9.000– y una gran afluencia de público, la protagonista, una vaca lechera llamada Pepa, soportó estoicamente el calor resguardada en una sombrilla e hizo muchas migas con los niños que se arremolinaban a su alrededor. Tras hacer un pequeño paseíllo por el terreno sonó la sirena, pero Pepa no pudo aguantar la presión del directo y en poco menos de diez minutos del comienzo del juego se liberó justo en la parcela 4.364.

El poseedor de la parcela sigue en paradero desconocido y tiene hasta el día 11 de octubre para recogerlo.

Pin It on Pinterest