2013_Baltasar-3El 5 de Enero de 2013 fue un día mágico para mí porque tuve la gran suerte de encarnar al Rey Baltasar (o mejor dicho de encarnar a un ayudante del rey Baltasar, ya que como hay tantos juguetes que entregar en Villaverde del Río, uno sólo no puede, necesita la ayuda de algunos duendecillos reales).

Fue un día de mucha ilusión, ya que uno de mis grandes sueños se veía cumplido al fin. Y vaya que si lo disfruté al máximo.

Pero para llegar a ese momento, hubo que pasar algunas otras etapas como la de los preparativos previos: Ver qué tipo de rey encajaba mejor en un chaval de 34 años que uno tenía entonces. Un rey joven tenía que saber transmitir eso mismo, juventud, ilusión y alegría a la vez.

Aparte del tipo de carroza, vestuarios, buscar un sillón cómodo para el rey… Todo eso había que empezarlo con tiempo, digamos casi desde el año anterior para tenerlo todo atado y bien atado. Y así empezó mi cuenta atrás allá por septiembre de 2012.

Fueron meses bastante ajetreados pero a la vez apasionantes porque uno se fue metiendo poco a poco en el papel y entendiendo que ser un rey mago en Villaverde del Río no es ser una cosa cualquiera. Supone dar lo máximo ya que lo estás siendo en la mejor cabalgata del mundo.

Fueron meses en los que mi grupo de carroza trabajó día y casi noche para que todo saliese a la perfección. Yo también hice lo que pude, aún sin ser un manitas en temas de manualidades. Para eso tuve la ayuda prodigiosa de los Hermanos Rey (Ramón y Juan Rey, y apoyados por Manuel García Rey), que mucho me ayudaron a convertir mi sueño en realidad con una auténtica obra de arte. Y por supuesto no puedo olvidarme de mi familia y bastantes amigos y conocidos que también echaron sus horitas pero con mucho gusto.

En estos meses previos, y como pasa en la vida, hay días mejores y otros no tanto, porque son casi cuatro meses intensos de preparativos y, por muy atado que esté todo, siempre existe algún cabo suelto que, afortunadamente, tiene fácil solución. Esto es algo que le puede suceder a cualquier rey.

¿Y qué decir de las horas previas? Desde primera hora de la mañana mi casa se convirtió en un ir y venir de preparativos reales, tanto para el Rey como para parte de su pequeña corte, que eligió mi casa para los últimos detalles finales.

Desde casi las 11 hasta las 3 de la tarde aquello fue frenético y era difícil que no entrasen esos nervios previos a la gran puesta en escena por las calles de mi pueblo y esas 7 horas mágicas que a uno se le hicieron tan cortas que hasta uno mismo hubiese seguido otras 7 horas más por las calles de mi pueblo.

Aunque para un Rey Mago la cabalgata como tal no empieza a las 5, sino a las 4 cuando comienza el desfile real previo a la salida desde la Plaza del Ayuntamiento hasta la Calle Cabalgata. Ese momento es impactante cuanto menos y se da uno cuenta de que ser rey en Villaverde no es cualquier cosa. Y si va acompañado de todo un séquito real de más de 40 personas menos aún. Hay que darlo todo por tu pueblo.

Pero… ese gran 5 de Enero tenía que llegar a su fin. En mi caso no será un adiós sino simplemente un hasta luego, ya que aun habiendo sido rey y cumplido mi sueño de infancia, creo que este Rey Baltasar tiene cuerda para repetir algo que sólo se puede vivir como se vive en nuestro pueblo, quizás dentro de algunos años, ya algo más adulto, quizás cercano a los 50… o antes, quien sabe.

Hasta mi ahijada me preguntaba por Facebook hace unos días: “¿Dispuesto a volver a ser rey para estar a tu lado otra vez?” Sólo Dios lo sabe, respondía yo para mí mismo.

Y finalizo este post dirigiéndome a los que este año encarnarán a sus majestades de Oriente: A Juanmi, José Luis y Antonio,  dándoles un sabio consejo de parte de alguien que ya ha sido rey:

“Disfrutad y sentid la ilusión de formar ya parte de la historia de la mejor Cabalgata del mundo. Ser Rey en Villaverde del Río es algo más que un sueño, es una gran responsabilidad y un orgullo para todos los que estarán a vuestro lado. Disfrutad al máximo que esas más de 7 horas de ilusión por las calles de Villaverde. Se os harán tan cortas que querréis muchas más”

Saludos reales y Felices Fiestas para todos los villaverderos y amantes de esta gran tradición nuestra, que debe pervivir por los siglos de los siglos. Sintámonos orgullosos de lo que tenemos, que no es cualquier cosa ser parte de la mejor Cabalgata del mundo.

Rey Baltasar 2013.

 

Pin It on Pinterest